EL GERENTE O ADMINISTRADOR DE HOTEL.

137 Views 0 Comment

Es común que los estudiantes de Administración Hotelería se imaginen su futuro gestionando un área de un hotel de alta categoría o manejando puestos de alto rango. Es muy lindo ser ambiciosos y hay que ser conscientes que ser un profesional en este sector abarca muchos desafíos a tener en cuenta, a parte del futuro y posible puesto laboral que deseamos.

El hotelero, como cualquier persona que trabaja en el turismo, justamente está en servicio cuando otros están de vacaciones. Eso implica entonces que el hotelero trabaje de lunes a lunes y feriados incluidos! Quien sabe que por razones de elección de estilo de vida por ejemplo, no le gustaría trabajar una Pascua, una Navidad o el primer día del año o simplemente los días domingos, creo que debería pensar dos veces si empezar una carrera de turismo cualquier especialidad esa sea.

El hotelero no maneja horarios de lunes a viernes, de hecho, al igual que cualquier persona que tienen un trabajo con guardias, el hotelero tiene que estar atento a cualquier urgencia que pueda surgir y por la cual tiene que ir a trabajar también un día que no lo tenía previsto hacer. Eso pasa a todos los rangos de puestos: diría que más responsabilidad una persona tiene adentro de la estructura y más tiene que estar presente.  

Volviendo al puesto de administrador o gerente de una estructura receptiva, es donde apuntan muchos de los estudiantes de hotelería: no hay cosa más linda que conocer y manejar un hotel en su totalidad, es una experiencia de la cual un profesional, pasando por todas las área de una estructura, aprende muchísimo y alimenta su pasión y vocación cada día de su vida.

Es un puesto donde es importante saber correctamente el funcionamiento de todas las áreas. Es común que quien cubra ese lugar sea un profesional que previamente ha pasado por otras áreas y las ha conocido de cerca. Desde ese lugar hay que controlar que todo esté funcionando bien y para poder hacerlo hay que aprenderlo. Conocer la parte administrativa, operativa y estructural del hotel es un requisito para poder aspirar a ser un administrador o gerente de una estructura receptiva. A eso obviamente se suman tareas de gestión de presupuesto mensual, bimestral o anual del hotel, control de objetivos, medición de indicadores, planificación del área comercial, trabajo estadístico entre muchas otras tareas.  El conocimiento de todo el personal del hotel también es fundamental para poderlo manejar.

De hecho ese puesto es de alguien que todo el tiempo recorre el hotel, lo mira, lo vive y lo quiere mejorar. El gerente es la persona que pasa por el desayunador y si encuentra un huésped frecuente lo saluda y le dedica un minuto: cuidar el trato directo es clave para demostrar la calidez del servicio, objetivo al cual cualquier hotel debería trabajar todos los días.

Ese puesto abarca todas las áreas de un hotel, pero para concluir quiero decir que no es solo la persona que administra, sino que es quien comunica novedades o cualquier tipo de información a su personal interno, el que crea relaciones, el que los motiva y está constantemente atento, es pro-activo, tiene una gran vocación al servicio y que busca y colabora constantemente con todos sus equipos en cada área, los cuales son parte muy importante y clave para el logro de todos los objetivos preestablecidos.