MARRUECOS: UN DESTINO QUE NO TE PODES PERDER!

44 Views 0 Comment

¡Hola! Decidí compartir el viaje que organicé a Marruecos ya que descubrí lugares únicos que no pueden dejar de visitar si llegan a organizar un viaje en esa tierra hermosa y caracterizada de hermosos paisajes y tradiciones.

El recorrido de este viaje empieza en Marrakech, donde se puede llegar con líneas aéreas de fácil manera y quedarse a visitar la hermosa ciudad que es. De ahí se sale en dirección de la Garganta del Dadès haciendo varias etapas: en el recorrido van a atravesar el paso de Atlas (donde van a encontrar un poquito de aire fresco) y llegan a Ouarzazate donde se puede visitar la exótica Kasbah Ait Ben Haddou‌, y continuar hacia el centro de Ouarzazate donde también se pueden visitar los Atlas Studio, lugar donde fueron realizadas películas como Asterix, y La Pasión de Cristo. Pueden almorzar en la Kasbah de Taourirt que fue la residencia de la dinastía de Glaoui. De ahí continúan el viaje hacia el Valle de las Rosas (la época en la que florecen es justamente mayo) y visitar la Kasbah Amridil en Skoura. Esa Kasbah se encuentra a lo largo del rio Amerhidil que es uno de los ríos más grandes de Marruecos. Nosotros dormimos cerca de las Gargantas del Dadés porque desde ahí al otro día hicimos otras etapas camino a Merzouga. Así que sigan el viaje saliendo de la Garganta del Dadès, pueden pasar por la ruta de la menta que también llaman el whisky de los Barbero y se puede continuar por Bolbum Dadès y visitar e parque de las palmeras de dátiles. Después de almorzar siguen para Merzouga donde pueden hacer una excursión en camellos atravesando un pedacito de desierto y ver las espectaculares dunas de arena. ¡Es un espectáculo único y hermoso! Lo recomiendo 100%! Se puede dormir, como hice yo en un campus nómade en carpas, ¡otra excursión organizada que se puede contratar a través de varios medios, y degustar típicas cenas marroquí en el medio del desierto! Al otro día se van de camino hacia Ouarzazate: ¡¡¡En el desierto hay que despertarse muy temprano si o si para ver el mejor amanecer de su vida!!! Desayuno marroquí, un poco de juegos en la arena que es mejor que estar en la nieve, es muy divertido tirarte por las dunas, la arena es suave como azúcar impalpable, ¡muy bueno! ¡Y muchas muchísimas fotos como se les ocurra es algo único e imperdible! Al ratito dan la vuelta con sus guías y camellos hasta la base de inicio y siguen su viaje hacia el pueblito de Risani, donde pueden visitar la Kasbah de Tafilalet y el pequeño mercadito tradicional souk, donde todo el mundo va tratar de venderle algo cueste lo que cueste y, lo que les va a llamar la atención es que, en todo Marruecos, los vendedores hablan fácil 5 o más idiomas!! Sigue el viaje hacia Tazzarine, Agdz y reservar una noche para dormir cerca o al frente de la Kasbah di Taourirt en Ouarzazate. Continúan al otro día en dirección Marrakech atravesando Tizi n’Tichka, que es el paso de carreteras más alto del Norte de África, con 2260 metros de altura. ¡Este viaje lo pueden hacer en unos 4 días si son viajeros activos!

Si tienen tiempo de quedarse en Marruecos 8 o 10 días por ejemplo como hice yo, agregaría sin duda al recorrido algunas etapas y es importante para ver todo el orden del recorrido que le voy a decir que es el hice en mi viaje. Cambiaría la llegada en avión a Tánger y de ahí el recorrido sería hacia Tetuán, Chefchaouen donde está la famosísima medina azul y donde tienen que dormir si o si por lo menos una noche y sacar miles de fotos; sigue Mulay Idrís e Ifrane ciudad hermosa y ubicada en una zona montañosa a 1.713 metros de altitud y posee un clima frío, lo que ha influido en su urbanismo de estilo centroeuropeo. Además, su clima ha hecho de Ifrán un gran destino turístico para las familias marroquíes, que van allí para esquiar y practicar otros deportes de invierno. Si viajan en meses cálidos (de mayo a septiembre) pueden verla de paso y continuar su viaje hacia las Garganta del Dadès. Y ahí empiezan a hacer el recorrido que ya le describí arriba, pero al revés. El orden para no perderse nada sería: Garganta del Dadès, Risani, Merzouga, Tazzarine, Agdz, Ouarzazate, Tizi n’Tichka y Marrakech. ¡De ahí sacan vuelo de vuelta después de haberla recorrido ya que es una ciudad espectacular!

Diría que de esta manera logran ver todo lo más característico de Marruecos, aunque les quedarían pendiente lugares como Esauira, Casablanca y Rabat. Pueden agregar esas tres etapas después de Marrakech en ese exacto orden y volver de Rabat a Tánger para tomar el avión de vuelta. Si eligen esta última opción puede viajar 14 días o si no vuelvan en algún otro momento ya que siempre es lindo regresar a lugares mágicos como lo fue para mi Marruecos.

0 Comments

Leave a Comment